Cabezuela del Valle

Cabezuela del Valle

Desarrolló verticalmente su urbanismo, desde un breve cerro en el que se fundó, en tiempos medievales, el primer núcleo poblacional La Aldea. Luego fue descendiendo por las laderas hasta detenerse en los altos bordes del Jerte, límite natural del caserío. Éste resulta muy pintoresco, con calles repinadas, vías laberínticas, callejones umbríos (calleja de la Cárcel o el Portal Viejo) que evocan su diseño medieval.13

La actual villa de Cabezuela del Valle perteneció en el Antiguo Régimen al sexmo de Plasencia, y estaba dividida en dos poblaciones: Cabezuela y Vadillo. La primera se corresponde con el actual casco antiguo y la segunda se corresponde con un área actualmente semiurbanizada al noreste de la localidad.

Cabezuela contó en la Edad Media con una importante comunidad judía, que tuvo categoría de aljama y considerable poder económico.14 En el siglo XV se les quedaba estrecho el sitio, por lo cual algunas familias se mudaron a localidades cercanas como Jerte o Tornavacas.14 En 1491 los Reyes Católicos les concedieron la facultad de ampliar la aljama pero, antes de transcurrido un año de la autorización, tuvieron que optar entre la conversión forzosa o dejar sus viviendas recién adquiridas para marchar al exilio definitivo, obedeciendo el Decreto de Expulsión de 1492.14 Sobre la sinagoga se edificó la iglesia de San Sebastián.14

En 1662, como consecuencia de los problemas económicos de la Corona, las hasta ahora aldeas placentinas de Cabezuela,Losar, Robledillo, Atalayuela, Toril y Majadas se constituyeron en villas mediante su venta al marqués de Serra. Las autoridades placentinas ejercieron su derecho de tanteo ante el Consejo Supremo de Hacienda y Cabezuela siguió perteneciendo a Plasencia, aunque ahora con el título de villa.15

La Guerra de Restauración portuguesa afectó negativamente a la economía de la villa, que en el siglo XVII era una de las poblaciones más prósperas de la zona. En 1674, la crisis económica dio lugar a una polémica sobre cómo debía repararse la iglesia de la localidad, que amenazaba ruina como consecuencia de su antigüedad y de los recios temporales que se habían producido. Poco antes de esto, en 1660 se había hundido la ermita de Nuestra Señora y tuvieron que reconstruirla los vecinos con las limosnas.16 Entre 1681 y 1683 se hizo el actual retablo barroco de la iglesia de San Miguel.17

Durante la Guerra Peninsular, el 14 de abril de 1810 las tropas napoleónicas invadieron la villa entrando por el puente del norte, saqueando durante dos horas la población y matando a dos vecinos. Al intentar salir de la villa yendo hacia el puerto de Tornavacas, una tropa formada por fuerzas regulares españolas, guerrilleros y vecinos atacó a los franceses, dejando quince militares napoleónicos muertos y cuatro heridos. Ante la posibilidad de que los franceses quemaran Cabezuela en venganza como habían hecho el año anterior en Jerte, se envió desde Coria a cien soldados para proteger la villa. Este refuerzo militar impidió que el ejército francés volviese a atacar Cabezuela.18

Frente a la buena defensa que se hizo de la villa de Cabezuela, la vecina localidad de Vadillo corrió peor suerte, pues en 1808 fue devastada por los franceses y quedó reducida a diez casas, quedando la localidad al borde del abandono.19 El hecho de que Vadillo era el lugar más palúdico del valle influyó para que no se reconstruyese debidamente tras su destrucción.20

El 27 de mayo de 1823, en los últimos momentos del Trienio Liberal, se produjo una batalla entre liberales y absolutistas en las calles de la villa de Cabezuela, en la cual la victoria absolutista provocó el levantamiento de Plasencia contra el régimen constitucional dos días después. En aquella época, la vecina localidad de Vadillo era ya un lugar casi abandonado.21

La muerte de Fernando VII provocó la caída del Antiguo Régimen en España y ello dio lugar a la creación de los municipiosmodernos. A pesar de la escasa distancia entre Cabezuela y Vadillo y de la escasa población de este último, ambas poblaciones constituyeron cada una un municipio constitucional, dentro del partido judicial de Plasencia.22 No obstante, el municipio de Vadillo tuvo una duración escasa, ya que en 1837 el pueblo fue abandonado por sus vecinos como consecuencia de la Primera Guerra Carlista.19 En Cabezuela hubo varios incidentes durante esa guerra, pues en diciembre de 1833 hubo un tiroteo nocturno entre absolutistas y liberales y en 1834 se produjo un alzamiento carlista en el municipio.23

Patrimonio

Puerta típica.

Su casco histórico rompe la estructura lineal de las demás villas, y presenta una forma urbanística triangular. Está declarado Conjunto Histórico-Artístico. La calle principal está constituida por una vía paralela al río, dividida en tres tramos: calle del Puente, la Plaza y calle del Hondón, en cuyo extremo se levanta un artístico crucero. En esta calle tienen asiento los edificios de mejor porte, bastante de ellos con fachadas de sillares, en las que se exhiben escudos nobiliarios, símbolos, anagramas y leyendas pías. La renovada Casa Consistorial tiene una hornacina en su balcón donde se hospeda el busto de un insigne cabezueleño, José María Muñoz, filántropo famoso en la anterior centuria. El Ayuntamiento se corona con esbelta espadaña relojera. Llaman la atención los amplios asoportalamientos que se desarrollan en uno de los laterales de la Plaza. Al resguardo de los profundos portales se celebran animados mercadillos cada viernes.13

La iglesia de San Miguel Arcángel es una iglesia parroquial católica en laArchidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Cabezuela del Valle.52 Se encuentra asentada sobre el solar de la que fuera sinagoga de los hebreos, donada por merced regia al concejo cabezueleño en 1494. Posee una sola nave dividida a su vez en cuatro tramos. Su aspecto robusto está reforzado por cinco contrafuertes al exterior que, en el interior, se corresponden con arcos fajones. Con coro a los pies y un precioso retablo barroco en la cabecera completamente dorado, que posee una gran calidad artística, y se debe al entallador castellano Juan de Arenas, realizado entre los años 1681-1683. Los dos accesos son bastantes sobrios, sin apenas decoración. La torre de campanas adosada a la construcción es más antigua que el resto de la obra.53

Otras construcciones religiosas son las ermitas, todas pertenecientes al período barroco (siglo XVIII). La más importante, tanto por su riqueza artística como por la devoción de las gentes de Cabezuela, es la de su patrona: La Virgen de Peñas Albas. Destaca en esta ermita el retablo, las pinturas de la bóveda y la propia imagen de la Virgen. La arquitectura exterior es bastante sobria.53

Fiestas[editar]

Virgen de Cabezuela del Valle.

Dentro de las fiestas populares es interesante destacar: «El Santo Encuentro», «Jesús Resucitado», «El Aleluya», se encuentra con su madre «La Virgen de los Dolores», justo antes de quemar a Judas. Y «La Quema del Judas», monigote relleno de paja, pólvora y petardos, que es paseado por todo el pueblo. Se le prende fuego el Sábado de Gloria a las doce de la noche en las orillas del Jerte.54

Las principales fiestas del municipio son:

  • 25 de marzo: Nuestra Señora de Peñas Albas.
  • Media noche del Sábado Santo: Santo Encuentro y Quema de Judas.
  • 25 de julio: Santiago Apóstol.
  • 26 de julio: Santa Ana.
  • 8 de septiembre: Feria de Ganado.